Not Available in Your Country
Nota de aplicación

Microscopía de rutina: mejorando la productividad a través de una mejor ergonomía


«Para los histopatólogos, es importante contar con un microscopio completamente ergonómico, debido al empleo continuo de la microscopía...de 4 a 6 horas diarias es algo común». Delaram Kermani, médico de consulta en patología celular del Hospital Universitario North Middlesex, sabe muy bien acerca de esto; ya que, lamentablemente, ha sufrido también dolores y lesiones de primer grado en relación con su trabajo.

En este artículo, James Geary, fisioterapeuta del hospital Royal Lancaster Infirmary de la ciudad de Lancaster, Inglaterra, describe los problemas que los profesionales viven al efectuar tareas diarias vinculadas con la microscopía. Una lista de cinco puntos detallará paso a paso cómo configurar un microscopio en función de principios ergonómicos. Asimismo, la experiencia de Delaram demostrará cómo los cambios efectuados en el equipo y la personalización proporcionan beneficios inmediatos y reales con respecto a la reducción de dolor e incremento de productividad.

Microscope ergonomics

En resumen

  • La ergonomía de los microscopios es una prioridad en la microscopía clínica de rutina.
  • Mantener una posición incorrecta mientras se está sentado puede causar dolores de espalda, cuello, hombros, brazos y manos.
  • Los microscopios ergonómicos se caracterizan por las piezas flexibles de su cabezal, sus botones y controles de ajuste bajos que ayudan al operador a mantener una postura confortable.
  • Una combinación de equipo, configuración y personalización apropiada minimiza el riesgo de lesiones, lo que a su vez previene retardos en el proceso de trabajo debido a ausencias imprevistas por enfermedad.
  • Los microscopios ergonómicos mejoran la eficiencia del proceso donde y cuando la microscopia clínica de rutina es requerida.

Condiciones de trabajo idóneas para la microscopía

En el mundo actual, la ergonomía está presente en todas partes. En un diccionario se define la ergonomía como «el estudio científico de personas y de sus condiciones de trabajo especialmente realizado para mejorar su eficiencia». Trabajar en un ambiente adaptado ergonómicamente ayuda a prevenir lesiones y contribuye al bienestar general del personal y de la productividad. Cuando se trata de la microscopía, la ergonomía es particularmente importante debido a la naturaleza del trabajo que presenta limitaciones específicas inusuales para la postura del operador. Como fisioterapeuta, James Geary, da a conocer que los «operadores tienden a extender ligeramente su cuello hacia adelante para poder llegar a los oculares. Esta posición origina un uso excesivo de los músculos lumbares y cervicales y, también, comprime la parte frontal de las uniones del cuello. Por consiguiente, se ven varios casos por esfuerzo muscular. Los músculos no dan tregua; provocando así fatiga y dolor.»

Varios profesionales de la salud que trabajan en ámbitos de investigación, clínico o industrial emplean la microscopía de manera regular. Sin embargo, existen ciertas funciones profesionales, como la patología, en donde la microscopía desempeña un rol significativo en las actividades diarias de cada empleado que, muchas veces, ocupa más del 50 % de sus horas de trabajo. La denominada «microscopía de rutina» plantea otros desafíos para prevenir las lesiones. Una forma de facilitar un espacio de trabajo cómodo para los profesionales que emplean la microscopía de rutina es proporcionándoles microscopios adaptados a cada uno de ellos. Una configuración personalizada permite un mayor grado de adaptación ergonómica en comparación con estaciones de trabajo configuradas para varios usuarios. Es particularmente importante conocer la altura del operador para definir una configuración idónea.

¿Qué diferencia aporta un microscopio ergonómico?

En conformidad con requisitos específicos de la microscopía de rutina, se han desarrollado microscopios especializados para responder a las necesidades de este tipo de usuarios. Las características específicas de estos microscopios, que normalmente no se encuentran presentes en los microscopios convencionales, aseguran la comodidad del usuario durante largos períodos de trabajo.

Por ejemplo, un cabezal flexible permite que el usuario extienda los oculares hacia su ojo en lugar de que su cabeza tenga que inclinarse hacia adelante. James nos hace recordar el caso de un usuario que se quejaba de dolores de cuello al emplear su microscopio. «Su microscopio estaba ubicado muy lejos en su escritorio; por ende, debía inclinarse hacia adelante para alcanzar los oculares. Le aconsejamos que desplace su microscopio al borde de su escritorio para que esté más cerca de él; sin embargo, los ajustes de altura del microscopio no eran óptimos. La altura nunca llegaba a ser lo suficientemente adecuada; por lo tanto, seguía inclinándose hacia adelante para llegar hasta los oculares».

La posición baja de los controles y de la platina de un microscopio ayuda también a reducir la frecuencia de movimientos manuales, lo que reduce el riesgo de uso muscular excesivo. James remarca que «los tipos de lesiones más frecuentes tienden a ser las lesiones por uso muscular excesivo, como la inflamación denominada codo de tenista. También, se ven casos de inflamación de pulgar, denominada tenosinovitis de De Quervain, causada por mantener el pulgar en posición vertical en contra de la gravedad por largos períodos de tiempo. Al examinar los brazos se trata de identificar problemas del manguito rotador, problemas de compresión/pinzamiento de hombro que engloban un serie completa».

Optimal Working Conditions in Microscopy
Optimal Working Conditions in Microscopy
Optimal Working Conditions in Microscopy
Optimal Working Conditions in Microscopy

Figura 1: El cabezal ergonómico del BX46 puede desplazarse hacia adelante y atrás y, también, cambia de inclinación.

Manténgase cómodo en su trabajo diario

Olympus ha desarrollado una gama de microscopios de uso clínico para enfrentar los desafíos de la microscopía de rutina. Mediante el examen riguroso de las etapas repetitivas de la microscopia de rutina, los estativos de los microscopios han sido desarrollados para proporcionar una ubicación optimizada de los controles y ajustes adicionales. El resultado final ha permitido mejorar en gran medida la comodidad, eficiencia y productividad del usuario reduciendo, al mismo tiempo, los riesgos de error. En particular, destaca el microscopio de uso clínico BX46, que se dota de un cabezal de excepcional ergonomía; ya que, ofrece flexibilidad para desplazarlo hacia adelante/atrás y ajustar su inclinación conforme con la posición ocular del usuario (vea la Figura 1).

El BX46 también cuenta con una platina de altura fija y controles de posición baja para facilitar el cambio rápido de muestra y reducir el estrés de los antebrazos durante la operación (vea la Figura 2). Estas características hacen frente específicamente a los desafíos de la microscopía de rutina ayudando, así, a determinar la mejor configuración para un usuario. Tal y como James explica: «la configuración ideal es aquella que permite que la espalda y el cuello se mantengan en una posición neutral y que sea el microscopio que tenga que desplazarse hacia la persona; precisamente como lo hace el BX46».

Get Comfortable in Your Routine

Figura 2: Gracias a la platina y a los controles de posición baja del BX46, el operador puede reposar sus brazos y manos en una posición natural sobre su escritorio mientras mueve la platina para enfocar la muestra.

¿Cómo configurar un microscopio de manera ergonómica?

Después de haber seleccionado el microscopio adecuado, es necesario considerar cuidadosamente sus características ergonómicas para que puedan ser aprovechadas al máximo. Una lista de verificación de los cinco puntos A.E.O.B.M. (asiento, escritorio, oculares, brazos y movimiento) puede ayudar a mantener una postura de trabajo cómoda durante el completo flujo de trabajo que engloba la microscopía.

Asiento

Es necesario comenzar de manera ascendente (de abajo hacia arriba). Comience con el asiento para asegurarse de que se mantenga una postura correcta. Asegúrese de que la parte inferior se encuentre en el espaldar del asiento y que la columna lumbar sea soportada. Si la columna lumbar es soportada, esto permite adoptar una buena postura para el resto de la columna, incluyendo la columna cervical.

Escritorio

El siguiente punto importante que debe ser considerado es la posición del microscopio en el escritorio. El microscopio debe ser ubicado lo más cerca del borde del escritorio para evitar que el usuario incline su cabeza hacia adelante para observar a través del ocular.

Oculares

Cuando se usa un microscopio ergonómico con un cabezal flexible, es posible efectuar ajustes que permiten personalizar la posición de los oculares. Por ejemplo, los oculares pueden ser acercados al operador o girados para obtener un ángulo de visión más horizontal.

Brazos

Sin la configuración ergonómica apropiada, los brazos serán siempre expuestos a un grado de tensión. La tensión puede reducirse mediante controles de enfoque que se hallan en una posición a nivel del brazo en situación de reposo.

Movimiento

Una consideración final con respecto a la configuración del microscopio es la opción que tiene el usuario para poder cambiar de postura cuando comienza a sentirse incómodo en cierta posición. Es agradable poder efectuar pequeños movimientos, incluso si el usuario mantiene la postura más ergonómica. Las personas no se sienten bien manteniendo la misma posición todo el día, la posibilidad de variar provocará menos fatiga.

Optimal Working Conditions in Microscopy

Author: James Geary
Autor:
James Geary

Fisioterapeuta del Hospital Royal Lancaster Infirmary Ciudad de Lancaster, Reino Unido


Estudio de caso: Delaram Kermani, médico de consulta en patología celular


 

Delaram Kermani
Delaram Kermani
Médico de consulta en patología celular del Hospital Universitario North Middlesex de Londres, Reino Unido.

La importancia de mantener una buena postura durante el trabajo y contar con la configuración de microscopio apropiada puede ilustrarse en el caso de Delaram Kermani, médico de consulta en patología celular del Hospital Universitario North Middlesex de Londres, Reino Unido. La patología celular es un área que utiliza mucho la microscopía; por consiguiente, forma una parte importante del trabajo diario. «Mi función implica usar un microscopio entre 4 y 6 horas o, incluso, 8 horas diarias», explica Delaram. «Mi trabajo depende bastante de un microscopio».

Como consecuencia de su trabajo con el microscopio, Delaram comenzó a sufrir ciertos dolores: «Cuando obtuve el puesto de médico de consulta, me proporcionaron un nuevo microscopio. El que usaba anteriormente tenía un cabezal ergonómico; sin embargo, el nuevo carecía de ello. Así que primero comencé a sentir una molestia en mi cuello; por lo que decidí levantar un poco el microscopio con ayuda de un libro que introduje debajo de éste; el dolor desapareció. Sin embargo, después, comencé con un dolor en la espalda».

Olympus’ fully ergonomic BX46 upright microscope

Figura 3: Microscopio vertical BX46 completamente ergonómico de Olympus con un cabezal dotado de capacidades de ajuste tridimensional.

El dolor que Delaram sufría como consecuencia de su trabajo con el microscopio no dejaba de aumentar rápidamente. «Estuve en situación de permiso por enfermedad debido al dolor de espalda. Al reintegrar mi trabajo, tuve tratamiento de fisioterapia, lleve sesiones de masajes para la espalda y realicé muchos ejercicios de hidroterapia. Pero, tan pronto retomé mis actividades, dos semanas después me encontraba nuevamente en permiso por enfermedad».

Mientras seguía el tratamiento de fisioterapia, Delaram contactó con Olympus con respecto a los ajustes ergonómicos de su microscopio. «Uno de mis colegas me sugirió usar un cabezal ergonómico para mi microscopio, aconsejándome que eso podría ayudarme. Contacte con el representante de Olympus y él me ofreció un microscopio de reemplazo para probarlo. A medida que lo utilizaba, el dolor reducía en intensidad gradualmente. Realmente, me fue de gran ayuda. Y, me di cuenta que, efectivamente, su uso no me generaba dolores.

El cabezal completamente ergonómico de Olympus, tal como se puede apreciar en el microscopio vertical BX46 de la Figura 3, proporciona flexibilidad en todas las direcciones y permite adaptarlo a diferentes alturas de trabajo con diferentes posiciones. Delaram explica: «Con el otro microscopio, era necesario traerlo tan cerca de mí, que hasta lo sacaba del escritorio para acércame a los oculares lo más que podía. Ahora, con este nuevo cabezal ya no es necesario desplazar el microscopio, sino que su cabezal se extiende hacia el usuario. Es posible mantener el cuello bien erguido mientras se usa el microscopio. Por consiguiente y en función de un uso de 5 a 6 horas diarias, este hecho marca una gran diferencia con respecto al mantenimiento correcto de la postura del cuello y de la espalda del usuario».

Otra característica ergonómica importante del microscopio es la altura baja de la platina y de sus controles. Tal como Delaram puntualiza: «La platina de mi microscopio anterior se encontraba en una posición bien alta; por lo tanto, me generaba mucho dolor en la muñeca. Solía usar una alfombrilla para el ratón [mouse] con el fin de mantener mi brazo un poco más alto. Ahora, puedo reposar mi muñeca en lugar que se mantenga orientada hacia arriba».

El caso de Delaram Kermani demuestra el efecto que la selección, la configuración y la personalización puede tener en la comodidad del usuario. La experiencia en microscopía y ergonomía de Olympus puede ayudar a prevenir y aliviar lesiones asociadas a la microscopía. Delaram añade: «Puede que el departamento de salud ocupacional conozcan más acerca de problemas generales, pero pueden no saber específicamente sobre microscopía. En mi caso, Olympus me brindó el consejo más útil».

Resumen

Cuando se trata de ergonomía, la microscopía de rutina obliga a respetar requisitos diferentes a los de otros usuarios que también emplean la microscopía. Si un usuario pasa varias horas trabajando con un microscopio, una mala postura puede causar rápidamente dolores de espalda, cuello y muñeca. Además, si ya padece de dolores, la recuperación puede ser un proceso lento que puede requerir cambios radicales en el marco de su trabajo, hasta el punto de dejar de trabajar con un microscopio.

Conforme con la demanda de microscopios para uso clínico completamente ergonómicos, Olympus ha desarrollado un estativo de elevada ergonomía para el microscopio BX46. Con un cabezal de ajuste tridimensional, una platina y controles de posición baja, más empuñaduras ergonómicas, este microscopio cumple con las rigurosas exigencias de los profesionales que emplean la microscopía de rutina. Estas características no solo permiten llevar a cabo un cómodo trabajo de rutina, sino que además reducen las ausencias de los empleados favoreciendo un flujo de trabajo eficiente y productivo.

Products used for this application

Microscopio clínico

BX46

  • Diseño ergonómico inigualable
  • El primer tubo de observación telescópico que se inclina y se eleva
  • Platina fija ultra baja

se ha añadido correctamente a sus marcadores

Ver marcadoresCerrar

Maximum Compare Limit of 5 Items

Please adjust your selection to be no more than 5 items to compare at once

Sorry, this page is not
available in your country.

Este sitio web usa cookies para mejorar su rendimiento, analizar el tráfico y para fines de valoración de anuncios. Si no cambia la configuración de sus opciones web, las cookies seguirán siendo utilizadas por este sitio web. Para obtener más información sobre cómo usamos las cookies en este sitio web y cómo puede restringir nuestro uso de cookies, por favor revise nuestra política de cookies.

OK